¿Para qué sirve la poesía?

Habla de lo que quieras, la peor y mejor gente del foro se reúne aquí

Re: ¿Para qué sirve la poesía?

Notapor river-de el 04 Feb 2015 12:22

Para que Woody Allen declarara su amor a Mia Farrow...en la vida real.

Ni siquiera la lluvia

Tu mirada más leve me abrirá sin esfuerzo
aunque me haya cerrado como unos dedos,
tú siempre me abres pétalo a pétalo como abre la
Primavera
(tocando hábil, misteriosamente) su primera rosa.

O si tu deseo fuera cerrarme, yo y mi vida
nos cerraremos muy delicadamente, de repente,
como cuando el corazón de esta flor imagina
la nieve cayendo cuidadosamente por todas partes;

nada de lo que podamos percibir en este mundo iguala
el poder de tu inmensa fragilidad: su textura
me domina con el color de sus países,
produciendo muerte y eternidad a cada latido

(no sé qué hay en tí que se cierra
y se abre; pero algo en mí comprende
que la voz de tus ojos es más profunda que todas las rosas)
nadie, ni siquiera la lluvia, tiene unas manos tan pequeñas.


(Edward Estlin Cummings)

river-de
 

Re: ¿Para qué sirve la poesía?

Notapor river-de el 07 Feb 2015 16:41

Para masturbarte.

Mujeres

Algunas mujeres se consuelan con dedos que arrancan de las estatuas.
Un lago tibio les crece entre las piernas y en el fondo del lago
colean pececillos y se escurre en lo profundo su rojez partida en dos.
El pulpo, como una estrella blanda sumergida, recibe al anular y provoca
una estampida de puntas de peces y arenas del temblor que desmoronan.
Las mujeres acaban exhaustas y en los lúbricos dedos de mármol,
brillantes de humedad del lago, se entibian y boquean, hasta morir,
algunos pececillos adheridos.


(Rafael Courtoisie)
river-de
 

Re: ¿Para qué sirve la poesía?

Notapor river-de el 12 Feb 2015 21:02

Para jugar al bingo entre tus muslos.

SEIS Y NUEVE

En tu seis y en mi nueve
hay un instante
de nuestra vida y de la vuestra
(¿o fue una tarde?)
suele ser por las tardes de mayo
cuando se descubren emociones
solidarias
y la lengua se niega a reparar las cosas
las lame y las dilata
abolidas las palabras.


(Manuel Vázquez Montalbán)
river-de
 

Re: ¿Para qué sirve la poesía?

Notapor river-de el 19 Feb 2015 13:16

Para desear que no se cumplan tus sueños.

Trampas

Aquello que posees
se revuelve contra ti,
uña venenosa que su abundancia
clava en propia carne,
aquello que tienes
excava dentro de ti un pozo de penuria
y te desata de lo que más amaste.

Lo que tienes
te hace ser prisionero de tu posesión,
engendra
cieno y ruptura,
te divide y aparta,
porque la gran riqueza es el anhelo.

Lo que anhelas con fe
es tuyo, y nadie te lo arrebatará.
Sólo lo que anhelas con fe es tuyo
y será tuyo siempre,
mientras tengas la fuerza
de apartarlo si llega.


(Alejandro Duque Amusco)
river-de
 

Re: ¿Para qué sirve la poesía?

Notapor river-de el 31 Mar 2015 09:33

Para sintonizar con el Sargento Pimienta y la banda de los corazones solitarios.

"VI

Mamá no supo inglés
pero sí cómo sintonizar las coordenadas
para entrar a la casa de los Beatles.

Les barría el traje,
era la primera en decirles buenos días
y si el tiempo alcanzaba
les servía un desayuno mexicano
al que ellos, tan torpes, no llegaban.
Y aunque no comprendiera las palabras,
conoció como nadie ese esperanto
nacido en las entrañas de Liverpool
.

Mañana sonará, como siempre,
la hora de los Beatles
pero ya no será su mano quien la encienda.

Que se oiga, muchachos,
y que mamá lo sepa en ese cielo
ya para siempre de diamantes.
"

(Vicente Quirarte)





river-de
 

Re: ¿Para qué sirve la poesía?

Notapor river-de el 10 Abr 2015 17:31

Para llorar a Pablo.

Y no es verdad, dolor, yo te conozco...

Y no es verdad, dolor, yo te conozco,
tú eres nostalgia de la vida buena
y soledad de corazón sombrío,
de barco sin naufragio y sin estrella.

Como perro olvidado que no tiene
huella ni olfato y yerra
por los caminos, sin camino, como
el niño que en la noche de una fiesta

se pierde entre el gentío
y el aire polvoriento y las candelas
chispeantes, atónito, y asombra
su corazón de música y de pena.

así voy yo, borracho melancólico,
guitarrista lunático, poeta,
y pobre hombre en sueños,
siempre buscando a Dios entre la niebla.


(Don Antonio Machado)
river-de
 

Re: ¿Para qué sirve la poesía?

Notapor river-de el 04 May 2015 20:15

Para jugar con los infinitivos y su cuerpo.

Como una balada de Extremoduro

Vivir el amor
como si fuera una balada de Extremoduro.

Besar cuerpos
como si fuera de ahí sólo hubiera un precipicio
donde algo amenazara con arrancarnos la boca.
Como si nos dieran a elegir,
como Montero,
entre sus labios o la vida.

Caminar
poniendo punto y seguido a todas las huellas.
Dejar las comas
y puntos finales
para contarlo.

Olvidar
de mentira
lo justo para convertir desamores en recuerdos.

Llorar
hasta secarnos
y reír
hasta volver a mojarnos por dentro.

Morir
creyendo en la resurrección.
Resucitar
creyendo en la muerte.

Enmudecer
apreciando en el silencio otra forma de hablar,
aceptando el ruido del mutismo,
abrazando la belleza que guarda el latido de un corazón silente.

Pensar
como quien sueña
a través de un pulso callado entre deseo y realidad.

Perder –y perderte-
queriéndote lo suficiente
para poder encontrarte cuando desees parar.

Sobrevivir
Sabiendo que ayer nunca volverá,
mañana nunca llegará
y hoy siempre será.

Tocar los días
como si tuviéramos guardados cinco orgasmos
en cada mano

Luchar
enseñando el dedo corazón
a todos aquellos que no saben amar.

Escribir
como quien sabe que jamás tendrá la última palabra
pero sí la única.


(Elvira Sastre)
river-de
 

Re: ¿Para qué sirve la poesía?

Notapor river-de el 20 May 2015 10:45

Para reivindicar la belleza de Cernuda y la resaca de la follaranga.

"Donde habita el olvido.

Cuando se despertó,
no recordaba nada
de la noche anterior.
“Demasiadas cervezas”,
dijo, al ver mi cabeza,
al lado de la suya, en la almohada…
y la besé otra vez,
pero ya no era ayer,
sino mañana.

Y un insolente sol,
como un ladrón, entró
por la ventana.

El día que llegó
tenía ojeras malvas
y barro en el tacón.
Desnudos, pero extraños,
nos vio, roto el engaño
de la noche, la cruda luz del alba.
Era la hora de huir
y se fue, sin decir:
“llámame un día”.
Desde el balcón, la vi
perderse, en el trajín
de la Gran Vía.

Y la vida siguió,
como siguen las cosas que no
tienen mucho sentido,
una vez me contó,
un amigo común, que la vio
donde habita el olvido.

La pupila archivó
un semáforo rojo,
una mochila, un peugeot
y aquellos ojos miopes
y la sangre al galope
por mis venas
y una nube de arena
dentro del corazón
y esta racha de amor
sin apetito.
Los besos que perdí
por no saber decir:
“te necesito”.

Y la vida siguió,
como siguen las cosas que no
tienen mucho sentido,
una vez me contó,
un amigo común, que la vio
donde habita el olvido.
"

(Joaquinito Sabina)
river-de
 

Re: ¿Para qué sirve la poesía?

Notapor river-de el 10 Jun 2015 18:16

Para jugar mezclando palabras.

La trucha

Corre por el río,
es la trucha.
Si ve a su tío
ni le escucha.

Es miedosa
y cariñosa.

Su amor es
el trucho.

(¿Qué le dice la trucha
al trucho?
Yo, a ti,
te quiero mucho).


(Diego V. G., a sus seis veranitos de san Juan)

Contenido oculto:
Mi poeta favorito.
river-de
 

Re: ¿Para qué sirve la poesía?

Notapor Conde Moor el 22 Nov 2016 13:00

Para constatar la propia ignorancia.

"TÚ que sabes tantas cosas,
dime por qué vuela el pájaro;
por qué crecen las espigas;
por qué reverdece el árbol.

Por qué se alumbran de flores
en primavera los prados.
Por qué no se calla el mar,
por qué se apagan los astros.

Por qué es sonoro el silencio
en la soledad del campo:
y el agua corre a esconderse
entre su risa y su llanto.

Por qué el viento aviva el fuego
cuando no puede apagarlo.
Por qué el corazón se duerme
si el alma sigue soñando. "


(Jose Bergamín)

Contenido oculto:
Me ha costado encontrar este hilo :lol:
Conde Moor
Satan in flames
+1000
 
Mensajes: 1180
Registrado: 24 Feb 2016 18:51
Ubicación: In the backstreets

Re: ¿Para qué sirve la poesía?

Notapor Conde Moor el 22 Dic 2016 13:27

Para ser consciente de que la derrota y la libertad son tus dos únicas posesiones.

"Deseo de ser piel roja

La llanura infinita y el cielo su reflejo.
Deseo de ser piel roja.
A las ciudades sin aire llega a veces sin ruido
el relincho de un onagro o el trotar de un bisonte.
Deseo de ser piel roja.
Sitting Bull ha muerto: no hay tambores
que anuncien su llegada a las Grandes Praderas.
Deseo de ser piel roja.
El caballo de hierro cruza ahora sin miedo
desiertos abrasados de silencio. Deseo
de ser piel roja.
Sitting Bull ha muerto y no hay tambores
para hacerlo volver desde el reino de las sombras.
Deseo de ser piel roja.
Cruzó un último jinete la infinita
llanura, dejó tras de sí vana
polvareda, que luego se deshizo en el viento.
Deseo de ser piel roja.
En la Reservación no anida
serpiente cascabel, sino abandono.
DESEO DE SER PIEL ROJA.
(Sitting Bull ha muerto, los tambores
lo gritan sin esperar respuesta).
"

(Leopoldo María Panero)
Conde Moor
Satan in flames
+1000
 
Mensajes: 1180
Registrado: 24 Feb 2016 18:51
Ubicación: In the backstreets

Re: ¿Para qué sirve la poesía?

Notapor Conde Moor el 17 Ene 2017 20:21

Para repasar, en la quietud de la noche, la inquietud del alma.

Insomnio

Madrid es una ciudad de más de un millón de cadáveres
(según las últimas estadísticas).
A veces en la noche yo me revuelvo y me incorporo
en este nicho en el que hace 45 años que me pudro,
y paso largas horas oyendo gemir al huracán, o ladrar los perros,
o fluir blandamente la luz de la luna.
Y paso largas horas gimiendo como el huracán,
ladrando como un perro enfurecido,
fluyendo como la leche de la ubre caliente de una gran vaca amarilla.
Y paso largas horas preguntándole a Dios,
preguntándole por qué se pudre lentamente mi alma,
por qué se pudren más de un millón de cadáveres en esta ciudad
de Madrid,
por qué mil millones de cadáveres se pudren lentamente en el mundo.
Dime, ¿qué huerto quieres abonar con nuestra podredumbre?
¿Temes que se te sequen los grandes rosales del día,
las tristes azucenas letales de tus noches?


(Dámaso Alonso)
Conde Moor
Satan in flames
+1000
 
Mensajes: 1180
Registrado: 24 Feb 2016 18:51
Ubicación: In the backstreets

Re: ¿Para qué sirve la poesía?

Notapor Conde Moor el 27 Feb 2017 14:07

Para asegurar los versos no son para el verano.

"Asueto (Refugios)

Hay montes de otoño,
heridos suelos de ladrillo y cascote,
en los que paseo con la vaga esperanza
de robarle un verso a la escombrera
de mi vida.
Raras son las veces que esto sucede,
mi deseo queda eclipsado
por el cromático esplendor
de las hojas.

Hay playas de invierno sin bañistas,
lastimada arena de plástico y cristal,
donde acudo con la torpe esperanza
de que el mar vomite algún verso
entre los incivilizados restos
de nuestra existencia.
Rara vez acontece algo notable
en este sentido, la belleza del mar
arrebata la imaginación,
la turba y acompleja.

Hay playas de primavera,
invadida arena de nailon y papel,
donde busca refugio mi astenia
con la esperanza, inútil casi siempre,
de que la brisa traiga un verso
prendido al dobladillo de la olas.
Es extraño que suceda tal cosa,
el aroma del salitre
nubla mis sentidos,
esteriliza mi conciencia.

Algunos de esos días,
cuando el sol naufraga y vuelvo a casa,
destilo la tinta de la tarde,
exprimo la añoranza del paisaje,
sofrío frases y ritmos
y emplato versos insanos
de alto contenido en güisqui
y nicotina.
Son contados los días que esto sucede,
por lo general cocino
un pollo de corral,
algo de pasta o unas croquetas
y tras la cena
me dejo secuestrar por la pereza
mientras contemplo algún estúpido,
estéril, debate televisivo.

En verano apenas escribo,
el monte arde, las playas
se inundan de bañistas y pelotas
-y de bañistas en pelotas-,
disimulada arena de crema y bolsas
rastrilladas al anochecer, entonces
busco calas desiertas
que refugien mi soledad
y no espero nada de las olas
ni exijo nada a la brisa,
dedico el tiempo a observar
los peces que nadan cerca de la orilla,
los cangrejos que huyen
despavoridos a sus cuevas
y reflexiono sobre el extraño misterio
que posibilita
su supervivencia
y la mía.
"

(Jose Carlos Vázquez)
Conde Moor
Satan in flames
+1000
 
Mensajes: 1180
Registrado: 24 Feb 2016 18:51
Ubicación: In the backstreets

Re: ¿Para qué sirve la poesía?

Notapor Conde Moor el 21 Abr 2017 11:21

Para maldecir a los "señores de la guerra".

"Les frères


Dans un chemin banal
du côté de la Somme
il y avait quatre homme
set pas de caporal

Le premier s’appelait Jules.

Il posait des gouttières et réparait les vitres
et dans sa vie privée, il était somnambule
Tous les lundis matin, il avait mal au crâne
Y a qu’à la fin d’la s’maine que l’on se porte bien
Ses cheveux étaient frisés
nez droit, yeux bleus
bouche ordinaire, et menton rond
taille : un mètre soixante-deux
signes particuliers : néant.
Un jour, il fit la connaissance
d’une fille très remarquable,
elle n’était pas comme les autres.
Vu qu’il penchait pour la décence
et qu’elle voulait rester convenable
ils firent de leur côté ce que l’on fait du nôtre,
ils eurent de ce fait deux enfants sans effort.

Le second s’appelait Victor.

Il vendait des cravates et des pierres à briquet
et dans sa vie privée, il souffrait de ses cors.
Tous les lundis matin, il buvait beaucoup d’eau
y a qu’à la fin d’la s’main que l’on se porte bien.
Son nez ? Un nez busqué
zyeux noirs, cheveux noirs
bouche ordinaire, menton rond
taille : un mètre cinquante-huit
signes particuliers : néant.
Un jour qu’il allait au travail
une fille au regard troublant
vint à passer sur son chemin.
Cela fit sortir de ses rails
le wagon de ses sentiments,
il leur vint donc l’idée de s’ coller le lend’main.
Tous les samedis soir, ils jouaient au billard.

Le troisième s’appelait Léon.

Il était chien dentiste et vivait de chicots
et dans sa vie privée, il avait des visions
Tous les lundis matin, il avait la bouche sèche,
y a qu’à la fin d’la s’main que l’on se porte bien.
Ses yeux avaient des reflets verts
cheveux châtain, nez en trompette
bouche ordinaire, menton rond,
taille : un mètre soixante-sept
signes particuliers : néant.
Un beau jour, il eut l’avantage
de s’aventurer par hasard
dans la chambre de sa servante
qui vivait au sixième étage.
Il y retourna tous les soirs
mais la douce Marie devint si fainéante
qu’il lui offrit son lit et lui paya une bonne.

L’ dernier s’ nommait Michel.

L’ dernier s’ nommait Michel, il était cuisinier
et dans sa vie privée, il avait la gravelle
Tous les lundis matin, sa mâchoire lui f’sait mal,
y a qu’à la fin d’la s’main que l’on se porte bien.
Ses cheveux étaient roux foncé
nez moyen, œils bruns
bouche ordinaire, menton rond
taille ? Un mètre quatre-vingts
signes particuliers : néant.
Un jour, il lui tomba la chance
de nouer quelques relations
avec la jolie Marinette
qui exerçait avec conscience
-de modiste- la profession.
C’est pour elle, un beau soir qu’il conçut la recette
de l’organdi en croûte à la sauce aux dentelles.

Comme ils étaient copains, ils s’habillaient pareil,
un pantalon crasseux, des bandes molletières,
une lourde capote en tissu pour chevaux
un fusil tout graisseux, d’ignobles godillots ;
Comme ils étaient copains ils ne se quittaient pas
ils mettaient tout ensemble et se partageaient tout :
nez busqué, nez moyen, nez droit, nez en trompette,
bouche ordinaire, menton rond.
Même, depuis un bout de temps,
comme ils étaient copains, ils s’habillaient pareil :
on ne f’sait pas d’jaloux : y avait pour chacun d’eux
un bon mètre de terre avec une petite croix.


Los hermanos

En un camino banal
De la Somme
Había cuatro hombres
Pero no había cabo.

El primero se llamaba Jules.

Ponía canaleras y arreglaba cristales
Y en su vida privada, era sonámbulo
Todos los lunes por la mañana, le dolía la cabeza
Y es que sólo nos portamos bien los fines de semana
Su cabello era rizado
Nariz recta, ojos azules
Boca corriente, mentón redondo
Estatura: un metro setenta y dos
Signos particulares: nada.
Un día, conoció
A una muchacha estupenda.
No era como las otras.
Dado que era propenso a la decencia
Y que ella quería ser decorosa
Hicieron por su parte lo que nosotros por la nuestra
Tuvieron así dos hijos sin esfuerzo.

El segundo se llamaba Víctor.

Vendía corbatas y piedras de mechero
Y en su vida privada sufría de los callos
Los lunes por la mañana bebía mucha agua
Y es que sólo nos portamos bien los fines de semana
¿Su nariz? Pequeña y aguileña
Ojos negros, cabello negro
Boca corriente, mentón redondo
Estatura: un metro cincuenta y ocho.
Signos particulares: nada.
Un día que iba al trabajo
Una muchacha de mirada turbadora
Fue a cruzarse en su camino
Eso hizo que descarrilara
El vagón de sus sentimientos.
Se unieron al día siguiente.
Todos los sábados por la noche, jugaban al billar.

El tercero se llamaba León.

Era perro dentista y vivía de arreglar muelas
Y, en su vida privada, tenía visiones.
Los lunes por la mañana, tenía la boca muy seca
Y es que sólo nos portamos bien los fines de semana.
Sus ojos tenían reflejos verdes
Cabello castaño, nariz respingona
Boca corriente, mentón redondo
Estatura: un metro sesenta y siete
Signos particulares: nada.
Un buen día, tuvo la ocurrencia
De aventurarse, por casualidad,
En la habitación de su sirvienta
Que vivía en el sexto.
Volvió todas las noches.
Ella se hizo tan vaga
Que él le ofreció su cama y le pagó una criada.

El último se llamaba Michel.

El último se llamaba Michel, era cocinero
Y, en su vida privada, tenía cálculos renales
Los lunes por la mañana, le dolía la mandíbula
Y es que sólo nos portamos bien los fines de semana.
Su cabello era pelirrojo oscuro
Nariz mediana, ojos marrones
Boca corriente, mentón redondo
Estatura: un metro ochenta.
Signos particulares: nada.
Un día, tuvo la suerte
De entablar relaciones
Con la bella Marinette
Que ejercía –con conciencia
De modista– la profesión
Para ella inventó la receta
De la corteza de organdí con salsa de puntillas.

Como eran amigos, se vestían igual
Un pantalón mugriento, infames zapatones
Un pesado capote de caballerías
Un fusil muy grasiento, medias polainas
Un casco ridículo, una cantimplora
Como eran amigos, no se separaban:
Iban en todo a medias y compartían todo:
Nariz aguileña, nariz mediana, nariz recta, nariz respingona,
Boca corriente, mentón redondo.
Incluso, al cabo de un tiempo,
como eran amigos, vestían igual;
No se tenían celos: había para ellos
Más de un metro de tierra con una pequeña cruz.

(Boris Vian)
Conde Moor
Satan in flames
+1000
 
Mensajes: 1180
Registrado: 24 Feb 2016 18:51
Ubicación: In the backstreets

Re: ¿Para qué sirve la poesía?

Notapor sharpMarc el 24 Abr 2017 11:25

Para poder crear conexiones con otras personas -generar empatía-. Desde los sentimientos más alegres hasta aquellas ansiedades oscuras que nos carcomen por dentro

Una vez, al filo de una lúgubre media noche,
mientras débil y cansado, en tristes reflexiones embebido,
inclinado sobre un viejo y raro libro de olvidada ciencia,
cabeceando, casi dormido,
oyóse de súbito un leve golpe,
como si suavemente tocaran,
tocaran a la puerta de mi cuarto.
“Es -dije musitando- un visitante
tocando quedo a la puerta de mi cuarto.
Eso es todo, y nada más.”

¡Ah! aquel lúcido recuerdo
de un gélido diciembre;
espectros de brasas moribundas
reflejadas en el suelo;
angustia del deseo del nuevo día;
en vano encareciendo a mis libros
dieran tregua a mi dolor.
Dolor por la pérdida de Leonora, la única,
virgen radiante, Leonora por los ángeles llamada.
Aquí ya sin nombre, para siempre.

Y el crujir triste, vago, escalofriante
de la seda de las cortinas rojas
llenábame de fantásticos terrores
jamás antes sentidos. Y ahora aquí, en pie,
acallando el latido de mi corazón,
vuelvo a repetir:
“Es un visitante a la puerta de mi cuarto
queriendo entrar. Algún visitante
que a deshora a mi cuarto quiere entrar.
Eso es todo, y nada más.”

Ahora, mi ánimo cobraba bríos,
y ya sin titubeos:
“Señor -dije- o señora, en verdad vuestro perdón imploro,
mas el caso es que, adormilado
cuando vinisteis a tocar quedamente,
tan quedo vinisteis a llamar,
a llamar a la puerta de mi cuarto,
que apenas pude creer que os oía.”
Y entonces abrí de par en par la puerta:
Oscuridad, y nada más.

Escrutando hondo en aquella negrura
permanecí largo rato, atónito, temeroso,
dudando, soñando sueños que ningún mortal
se haya atrevido jamás a soñar.
Mas en el silencio insondable la quietud callaba,
y la única palabra ahí proferida
era el balbuceo de un nombre: “¿Leonora?”
Lo pronuncié en un susurro, y el eco
lo devolvió en un murmullo: “¡Leonora!”
Apenas esto fue, y nada más.

Vuelto a mi cuarto, mi alma toda,
toda mi alma abrasándose dentro de mí,
no tardé en oír de nuevo tocar con mayor fuerza.
“Ciertamente -me dije-, ciertamente
algo sucede en la reja de mi ventana.
Dejad, pues, que vea lo que sucede allí,
y así penetrar pueda en el misterio.
Dejad que a mi corazón llegue un momento el silencio,
y así penetrar pueda en el misterio.”
¡Es el viento, y nada más!

De un golpe abrí la puerta,
y con suave batir de alas, entró
un majestuoso cuervo
de los santos días idos.
Sin asomos de reverencia,
ni un instante quedo;
y con aires de gran señor o de gran dama
fue a posarse en el busto de Palas,
sobre el dintel de mi puerta.
Posado, inmóvil, y nada más.

Entonces, este pájaro de ébano
cambió mis tristes fantasías en una sonrisa
con el grave y severo decoro
del aspecto de que se revestía.
“Aun con tu cresta cercenada y mocha -le dije-.
no serás un cobarde.
hórrido cuervo vetusto y amenazador.
Evadido de la ribera nocturna.
¡Dime cuál es tu nombre en la ribera de la Noche Plutónica!”
Y el Cuervo dijo: “Nunca más.”

Cuánto me asombró que pájaro tan desgarbado
pudiera hablar tan claramente;
aunque poco significaba su respuesta.
Poco pertinente era. Pues no podemos
sino concordar en que ningún ser humano
ha sido antes bendecido con la visión de un pájaro
posado sobre el dintel de su puerta,
pájaro o bestia, posado en el busto esculpido
de Palas en el dintel de su puerta
con semejante nombre: “Nunca más.”

Mas el Cuervo, posado solitario en el sereno busto.
las palabras pronunció, como virtiendo
su alma sólo en esas palabras.
Nada más dijo entonces;
no movió ni una pluma.
Y entonces yo me dije, apenas murmurando:
“Otros amigos se han ido antes;
mañana él también me dejará,
como me abandonaron mis esperanzas.”
Y entonces dijo el pájaro: “Nunca más.”

Sobrecogido al romper el silencio
tan idóneas palabras,
“sin duda -pensé-, sin duda lo que dice
es todo lo que sabe, su solo repertorio, aprendido
de un amo infortunado a quien desastre impío
persiguió, acosó sin dar tregua
hasta que su cantinela sólo tuvo un sentido,
hasta que las endechas de su esperanza
llevaron sólo esa carga melancólica
de “Nunca, nunca más.”

Mas el Cuervo arrancó todavía
de mis tristes fantasías una sonrisa;
acerqué un mullido asiento
frente al pájaro, el busto y la puerta;
y entonces, hundiéndome en el terciopelo,
empecé a enlazar una fantasía con otra,
pensando en lo que este ominoso pájaro de antaño,
lo que este torvo, desgarbado, hórrido,
flaco y ominoso pájaro de antaño
quería decir graznando: “Nunca más,”

En esto cavilaba, sentado, sin pronunciar palabra,
frente al ave cuyos ojos, como-tizones encendidos,
quemaban hasta el fondo de mi pecho.
Esto y más, sentado, adivinaba,
con la cabeza reclinada
en el aterciopelado forro del cojín
acariciado por la luz de la lámpara;
en el forro de terciopelo violeta
acariciado por la luz de la lámpara
¡que ella no oprimiría, ¡ay!, nunca más!

Entonces me pareció que el aire
se tornaba más denso, perfumado
por invisible incensario mecido por serafines
cuyas pisadas tintineaban en el piso alfombrado.
“¡Miserable -dije-, tu Dios te ha concedido,
por estos ángeles te ha otorgado una tregua,
tregua de nepente de tus recuerdos de Leonora!
¡Apura, oh, apura este dulce nepente
y olvida a tu ausente Leonora!”
Y el Cuervo dijo: “Nunca más.”

“¡Profeta! exclamé-, ¡cosa diabólica!
¡Profeta, sí, seas pájaro o demonio
enviado por el Tentador, o arrojado
por la tempestad a este refugio desolado e impávido,
a esta desértica tierra encantada,
a este hogar hechizado por el horror!
Profeta, dime, en verdad te lo imploro,
¿hay, dime, hay bálsamo en Galaad?
¡Dime, dime, te imploro!”
Y el cuervo dijo: “Nunca más.”

“¡Profeta! exclamé-, ¡cosa diabólica!
¡Profeta, sí, seas pájaro o demonio!
¡Por ese cielo que se curva sobre nuestras cabezas,
ese Dios que adoramos tú y yo,
dile a esta alma abrumada de penas si en el remoto Edén
tendrá en sus brazos a una santa doncella
llamada por los ángeles Leonora,
tendrá en sus brazos a una rara y radiante virgen
llamada por los ángeles Leonora!”
Y el cuervo dijo: “Nunca más.”

“¡Sea esa palabra nuestra señal de partida
pájaro o espíritu maligno! -le grité presuntuoso.
¡Vuelve a la tempestad, a la ribera de la Noche Plutónica.
No dejes pluma negra alguna, prenda de la mentira
que profirió tu espíritu!
Deja mi soledad intacta.
Abandona el busto del dintel de mi puerta.
Aparta tu pico de mi corazón
y tu figura del dintel de mi puerta.
Y el Cuervo dijo: Nunca más.”

Y el Cuervo nunca emprendió el vuelo.
Aún sigue posado, aún sigue posado
en el pálido busto de Palas.
en el dintel de la puerta de mi cuarto.
Y sus ojos tienen la apariencia
de los de un demonio que está soñando.
Y la luz de la lámpara que sobre él se derrama
tiende en el suelo su sombra. Y mi alma,
del fondo de esa sombra que flota sobre el suelo,
no podrá liberarse. ¡Nunca más!

El cuervo de Edgar Allan Poe
sharpMarc
tranquilo
Usuario Piltrafilla
 
Mensajes: 6
Registrado: 21 Abr 2017 11:26

Re: ¿Para qué sirve la poesía?

Notapor Conde Moor el 09 Jun 2017 09:52

Para convertir el dolor en belleza.

Resuelta en polvo ya, mas siempre hermosa
sin dejarme vivir, vive serena
aquella luz, que fue mi gloria y pena
y me hace guerra cuando en paz reposa.

Tan vivo está el jazmín, la pura rosa,
que, blandamente ardiendo en azucena,
me abrasa el alma de memorias llena,
ceniza de su fénix amorosa.

¡Oh memoria cruel de mis enojos!
¿Qué honor te puede dar mi sentimiento,
en polvo convertidos tus despojos?

Permíteme callar sólo un momento:
pues ya no tienen lágrimas mis ojos,
ni conceptos de amor mi pensamiento.


(Félix Lope de Vega y Carpio)
Conde Moor
Satan in flames
+1000
 
Mensajes: 1180
Registrado: 24 Feb 2016 18:51
Ubicación: In the backstreets

Anterior

Volver a General

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado